variolite.fr  

Variolites del  Maguelone

Retour vers menu                                      

Volver

Variolitas de las orillas de Maguelone
La Piedra de los Pastores


Descubra en Maguelone el uso ancestral de las variolitas!

Piedras olvidadas hoy en día ... antiguamente clasificadas como piedras preciosas, las variolitas han fascinado desde siempre.
-Nacidas en las profundidades del abismo, del encuentro tumultuoso del magma fundido y el agua fría de los océanos, en el corazón de lavas almohadilladas y conducidas a las cumbres alpinas ofiolíticas (Briançon, Queyras), que los antiguos glaciares han fragmentado y desplazado después.
Rodadas en forma de piedras, por río Durance, el Ródano, y pulidas por las olas y las corrientes del Mediterráneo hasta las orillas del Golfo de Aigues-Mortes y el Lido de Maguelone, al final de su viaje asombroso.
-Durante siglos, los "curanderos" del Neolítico, los druidas galos, los sanadores y vendedores ambulantes de la Edad Media y los pastores trashumantes de Provenza y el Languedoc, y otros curiosos o apasionados por la "captura" con respeto y admiración.

Amuletos de buena suerte, talismanes protectores, Peira picota (piedra de picota de los pastores Cévennes), Peire de Veirs ("Piedra venenosa" o "Piedra que sana" en el Ardeche, Velay y el Vivarais particularmente), estas curiosidades de la naturaleza intrigaban y atraían a nuestros antepasados, convencidos desde siempre que la naturaleza recela los remedios para todos los males.

-Desde que Buffon, Faujas de Saint-Fond y los primeros eruditos, la ciencia ha levantado muchos de los misterios de su origen, de su apariencia y su composición química y mineral, y ha puesto de manifiesto tanto su rareza como su universalidad.

Con la introducción de los métodos de tratamientos más efectivos, y el fin de las grandes epidemias, el uso terapéutico y protector casi ha desaparecido de los campos del sur de Francia.

- En el siglo XXI, son sobre todo su aspecto estético, su originalidad y el recuerdo de las tradiciones de nuestros antepasados lo que seducen, aunque para algunos todavía...
Estos llaveros y colgantes, recuerdos de su visita a Maguelone, probablemente nunca llevarán las "Llaves de San Pedro", patrón de la isla y de su famosa catedral románica, ni las del corazón de la "Belle Maguelonne ", pero abrirán a aquellos que quieran las puertas de un mundo apasionante: La historia de las variolitas. (Para descubrir http://www.variolite.fr).
Con sus compras en Maguelone (ESAT) están apoyando asociatión  "LES COMPAGNONS de Maguelone"

GRACIAS

traducido por Carmen, la mejor traducción.....

 

 VIDEOS 

 

 variolite de la Durance  au palais des papes d'Avignon
Lido de  Maguelone

 

Variolite.fr